Las flores pueden crecer incluso en el suelo más estéril

Tendemos a idealizar la niñez como una época sin problemas, pero la tierna edad por sí sola no ofrece ninguna protección ante dificultades como: enfrentar problemas, adaptarse a una nueva clase, ser intimidados por sus compañeros, etc. Si sumamos a eso la incertidumbre que forma parte del proceso de desarrollo madurativo, la infancia/adolescencia puede ser cualquier cosa menos una época sencilla. La aptitud para desarrollarse pese a estos desafíos surge de una capacidad conocida como resiliencia.

Desarrollar resiliencia, la capacidad para afrontar y recomponerse con éxito ante la adversidad, el trauma, la tragedia, las amenazas o incluso fuentes importantes de tensión, puede ayudar a manejar el estrés y los sentimientos de ansiedad e incertidumbre. Sin embargo, que los niños sean resilientes no significa que no experimentarán dificultades o angustia ante las adversidades que puedan surgirles.

La buena noticia es que: ¡La resiliencia es una capacidad que puede aprenderse!

Si quiere saber cómo puede ayudar a su hijo o hija a desarrollar esta capacidad, haga click en la imagen.

7360

Nuestros agradecimientos a American Psichological Association por la información proporcionada en su “Guía de resiliencia para padres y maestros“.

Información extraída de: http://www.apa.org/centrodeapoyo/guia.aspx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s