Me respeto y te respeto.

Asertividad implica respetar nuestros derechos en todo momento, pero sin faltarle el respeto a los demás. Para ello sólo podemos guiarnos por criterios internos nuestros y no estar siempre pendientes de la reacción o de la opinión de los demás… al mismo tiempo que no podemos ni debemos imponer nuestros criterios a otras personas.
Son criterios que un niño no puede cumplir al pie de la letra ya que tienden a ser egocéntrico, y por tanto defenderá con pasión sus derechos. Aunque es evidente que falta la parte del respeto a los demás y el reconocimiento de que todos tenemos derechos. El niño comienza a ser capaz de pensar y sentir de este modo a partir de los ocho años ya que antes no ha alcanzado el nivel madurativo suficiente.
La buena noticia es que las conductas asertivas se aprenden. Aquellas que hacen que podamos hablar de asertividad son, entre otras:
– Decir NO sin agredir a otras personas.
– Realizar peticiones.
– Reaccionar pacíficamente cuando no nos están respetando.
– Afrontar satisfactoriamente las críticas y emitirlas de forma respetuosa.
– Expresar los sentimientos negativos y positivos de forma respetuosa, etc.
Para saber más acerca de este tema haga click en la imagen
grc3a1fico-asertividad
Nuestros agradecimientos a Psicólogos Bonnet por la información proporcionada en su blog: https://psicologosbonnet.wordpress.com/2013/10/16/el-desarrollo-de-la-asertividad-en-ninos-y-adolescentes/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s